Trabalenguas en inglés para primaria

Última actualización: 22.09.21

 

Al igual que los trabalenguas en español son un eficaz recurso para mejorar la dicción y locución de las palabras, los trabalenguas en inglés también ayudarán al estudiante a corregir y adquirir habilidad para reproducir esos sonidos difíciles que aparecen en el idioma, para darles fluidez a sus conversaciones. 

 

Así como nos hemos divertido, cuando niños, diciendo trabalenguas populares como “Pepe, pecas, pica, papas…”, en inglés existen esas frases hilarantes que se enseñan a los niños, con la doble finalidad de divertirse y al mismo tiempo retar a las habilidades de dicción. Palabras que solas son fáciles, como chicle en inglés (bubble gum), pueden ser las protagonistas de varios versos simpáticos que hagan reír a los pequeños.

Como característica principal, casi todos los trabalenguas, complicados o fáciles, repiten ciertos sonidos, que dentro del verso pueden combinarse con otros. Cuando el hablante trata de ejecutarlos, debe recurrir a un cierto grado de concentración, análisis y coordinación entre su mente y el sistema muscular involucrado en la expresión vocal. Con la repetición constante, la memoria muscular también juega un papel importante, que ayudará para que tal combinación sea más sencilla de realizar en las futuras ocasiones que se presenten.

A continuación, te mostramos algunos trabalenguas originales en inglés, clasificados de acuerdo a diferentes características. 

Fáciles

Si el nivel de inglés es básico en los niños, conviene comenzar por practicar trabalenguas fáciles. De esta manera, el estudiante no se frustra demasiado y desiste al primer intento. Lo ideal es que pueda realizar los primeros ejercicios de manera relativamente sencilla, si los ejecuta a una velocidad de pronunciación normal. Si se logra en pocos intentos pronunciar correctamente, quizá pueda vocalizar nuevamente el ejercicio, esta vez, más rápido.

  1. Daddy Draws Doors
  2. I Scream, you scream, we all scream, for ice cream!
  3. Easy, Susy, easy but busy 

 

Divertidos

Conforme los niños van adquiriendo mayor dominio del idioma, tendrán la posibilidad de comprender las frases que están diciendo, lo que también formará parte de disfrutar los siguientes trabalenguas divertidos.

  1. Yellow butter, purple jelly, red jam, black bread.
  2. Birdie birdie in the sky, laid a turdie in my eye.
  3. Mommy made me eat my M&Ms.

 

Con “S”

Uno de los sonidos que más trabajo cuesta pronunciar, tanto en inglés como en español, es el de siseo. En particular, algunas personas tienen dificultad para producirlo. Veamos algunos ejemplos de trabalenguas con “S”.

  1. She sells seashells by the seashore of Seychelles
  2. Shellfish so selfish ( se repite varias veces )
  3. Six socks sit in a sink, soaking in a soapsuds
  4. Sheep shouldn’t sleep in a shack. Sheep should sleep in a shed.
  5. If Charlie chews shoes, should Charlie choose the shoes he chews?

 

Trabalenguas largos

Retando a la memoria, los trabalenguas con más palabras también desarrollan esta importante habilidad. Algunos ejemplos para niños.

  1. Sister Susie went to sea

To see the sea, you see.

The sea she saw was a saucy sea,

Since she sells sea shells by the sea shores

a sort of saucy sea saw she.

  1. How many cans can a canner can if a canner can can cans? 

A canner can can as many cans as a canner can if a canner can can cans.

  1. Ray Rag ran across a rough road. Across a rough road Ray Rag ran. Where is the rough road Ray Rag ran across?

 

Con W

En castellano, no tenemos un fonema parecido al que equivale a la palabra mundo en inglés, por eso, es que resulta tan difícil dominarlo. Aquí podemos ver algunos ejercicios de trabalenguas con w, para ir perfeccionando este sonido y combinarlo.

  1. Which switch, Miss, is the right switch for Ipswich, Miss?
  2. Why may we melee, when we may waylay?
  3. World Wide Web
  4. Wunwun was a racehorse, Tutu was one too. Wunwun won one race, Tutu won one too.
  5. Five very funny flies in velvet vests flew from France on Friday evening.

Para los más pequeños de primaria, un trabalengua corgo en inglés, repetido con frecuencia, será suficiente para que poco a poco comience a dominar la combinación de sonidos en el nuevo idioma. Además, al realizarse en el salón de clases, podría ser una dinámica interesante, que incentivará a los niños a sentirse más seguros de hablar, al ver que los compañeros también pueden cometer errores y que no hay nada de malo en ello, al contrario, puede ser divertido. ¡Incluso el profesor puede equivocarse!.

 

Cortos, pero efectivos

La cantidad de versos de la composición, no necesariamente nos dice qué tan complicado puede ser. De hecho, hay nombres famosos como “Woody Woodpecker” (que así es como se nombra al pájaro loco en inglés, el conocido dibujo animado creado por Walter Lantz) representa un reto para las lenguas un tanto inexpertas. Aquí tienes algunos ejemplos de trabalenguas cortos y difíciles:

  1. Cheap sheep soup.
  2. Red lolly, yellow lolly.
  3. Crush grapes, grapes crush, crush grapes.
  4. Frog Feet, flippers, swim fins.
  5. Larry sent the latter a letter later.

Beneficios de los trabalenguas

Para finalizar, no está de sobra mencionar otras cualidades que conlleva el ejecutar estos ejercicios lingüísticos con frecuencia.

  1. Ayudan a equilibrar los hemisferios cerebrales, al desarrollarlos simultáneamente. Esto permite que el cerebro tenga mayores aptitudes para realizar tareas diversas.
  2. Permiten que los sonidos al hablar sean más nítidos. Con la consiguiente ventaja de que, quienes los escuchan, puedan comprender lo que tratan de transmitir. Incluso, podrían mejorar la pronunciación en su lengua materna.
  3. Desarrollan el ritmo. La combinación de sonidos rápidos y pausas puede dar mayor musicalidad al lenguaje.
  4. Estimulan la memoria, algo que será fundamental durante toda la vida.
  5. Mejoran la tolerancia a la frustración, ya que de forma progresiva el estudiante se puede enfrentar a nuevos retos y superarlos con esfuerzo y dedicación.
  6. Mejoran el sentido del humor. Reírse de uno mismo es importante, ya que los momentos que son producidos por una confusión o un súbito cambio de palabras puede ser divertido. Si se practican los trabalenguas en compañía, será mucho mejor.
  7. Permiten aprender jugando. Este, quizá, es el mayor beneficio para los niños, que, sin saberlo, están desarrollando múltiples habilidades.

Si quieres encontrar más opciones, o algunos trabalenguas de adultos, siempre tendrás como recurso escribir en el buscador la frase “tongue twisters”, para que encuentres una gran cantidad de ellos. Además, podría interesarte conocer también algunos chistes ingleses o adivinanzas en inglés para niños, que complementan la clase y ayudan a que los niños se relajen para seguir aprendiendo con mejor ánimo. 

De igual manera, si necesitas juguetes educativos (aquí encuentras unas opciones de compra) para reforzar otras áreas del conocimiento, podrás visitar nuestra sección especial dedicada a este tipo de material de apoyo.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS