La prehistoria para niños y sus etapas

Última actualización: 22.09.21

 

Los niños se caracterizan por tener una gran curiosidad, aspecto que debemos aprovechar para incentivar un aprendizaje efectivo, útil y creativo. Por ello, aunque la prehistoria es un tema de estudio que resulta un poco complejo, si lo enfocamos de una manera fácil, podrían aprender de un modo divertido.

 

La prehistoria es el lapso de tiempo que se remonta a la aparición del hombre en la tierra. En esa época las personas no sabían escribir y tuvieron que pasar miles de años para que surgieran las primeras formas de comunicación escrita; por lo que culmina cuando el ser humano inventa la escritura.

Es la etapa más larga de nuestra historia y aunque no existen datos, ni documentos para confirmar su duración exacta, una gran cantidad de científicos en todo el mundo se ha dado a la tarea de investigar este periodo de la humanidad y además, de esclarecer interrogantes como ¿qué es la prehistoria? ¿cuándo empezó la prehistoria? y ¿cómo vivían estos primeros hombres?

 

La prehistoria y los más pequeños

Los periodos de la prehistoria se encuentran divididos en tres grandes etapas que han sido denominadas como el paleolítico, el neolítico y la edad de los metales.

Conocer estas etapas de la prehistoria podría resultar un poco complicado para los más pequeños. Por ello, se podría contar de manera sencilla para que la prehistoria infantil resulte divertida, amena y el niño comprenda de mejor manera el pasado de la humanidad.

Para ello, una opción recomendable es usar material didáctico ameno que además de enseñarlos también los divierta, tales como animales de la prehistoria para niños o juegos de la prehistoria como el set Lego Jurassic World o algunos otros juguetes adecuados para esta temática, que les motive a conocer más sobre nuestro pasado como habitantes de la tierra.

El paleolítico, una época de aprendizaje

Durante el paleolítico los primeros hombres vivían al aire libre o en cuevas. También eran personas que se trasladaban de un lugar a otro buscando alimento y donde vivir. Cazaban, pescaban y recogían frutos del bosque para alimentar a su familia; sin tener un hogar fijo.

Estos primeros seres humanos aprendieron a fabricar y a esculpir herramientas de piedra y madera tales como puntas de flecha, cuchillos y arpones; con el fin de defenderse de los animales y también para mejorar sus técnicas de caza.

El paleolítico para los niños podría ser una etapa de gran interés, ya que fue una época de grandes avances. Fue finalizando este periodo cuando los hombres primitivos comenzaron a realizar manifestaciones artísticas, pintando en las paredes de las cuevas imágenes representativas de sus episodios de caza; las cuales son conocidas hoy en día como pinturas rupestres.

Así mismo, finalizando las etapas del paleolítico tuvo lugar un acontecimiento que marcó y dio un giro a la humanidad: el descubrimiento del fuego. Gracias a este evento trascendental e importante en la vida de estos primeros hombres, ahora podían cocinar sus alimentos y protegerse durante la noche.

 

El neolítico, un periodo de crecimiento

Para facilitar la comprensión de este periodo, el neolítico para los niños podría representarse como una etapa donde tuvieron lugar muchas invenciones importantes, tal como la fabricación de objetos de cerámica que les llegó a facilitar la vida de muchas maneras. Además, tuvo lugar la invención del tejido con lana de animales.

El neolítico también se caracterizó por ser un periodo donde nace la agricultura y la ganadería, ya que los hombres comienzan a cultivar y a domesticar algunos animales. Por esta razón, dejan de ser nómadas y se asientan en aldeas para estar cerca de sus cultivos y animales.

Es un periodo de grandes avances en cuanto a la fabricación de armas. Para ello, aunque no contaban con herramientas sofisticadas como una cizalla para cortar huesos, aprendieron a pulir y a esculpir las piedras. Así mismo, con el paso del tiempo se originó el trueque, un acontecimiento trascendental que dio lugar al comercio.

La edad de los metales, un paso en la evolución

En esta época de la historia, los hombres primitivos comenzaron a trabajar y a fabricar objetos de metal. Primeramente usaron el cobre, luego el bronce y el hierro; con lo que llegaron a elaborar herramientas, joyas, objetos para cocinar y más. Fundían los metales hasta llevarlos a estado líquido, los introducían en un molde para que se solidificaran con la forma y el grosor esperado y luego fabricaban los utensilios que necesitaban.

En esta etapa también tuvo lugar la invención de la rueda, que en un principio fue utilizada por alfareros. Pero posteriormente, se descubrió que podía servir para fabricar coches, transportar mercancías y personas; lo cual, fue todo un hito en la historia humana y uno de los inventos de la edad de los metales que marcaron un antes y un después en los hombres y mujeres que habitaban el mundo.

 

Los expertos que han ayudado a esclarecer la prehistoria

Son muchos los expertos que han investigado sobre la prehistoria. Sin embargo, los profesionales que destacan en la materia son los paleontólogos; quienes recolectan y analizan restos fósiles de seres humanos y de animales que dejaron una huella de su paso por la tierra.

Son los paleontólogos quienes se han encargado de aportar datos determinantes para saber cómo vivían en el neolítico y cómo vivían en el paleolítico estos primeros habitantes; así como también aspectos que nos llevan a conocer acerca de cómo vivían en la edad de metales, como era su alimentación y cuáles eran sus hábitos.

Otros profesionales que han aportado luz a esta larga etapa de la historia son los arqueólogos; personas encargadas de localizar y estudiar restos de materiales y de objetos que habían fabricado los primeros hombres a lo largo de su evolución.

Por otro lado, los geólogos también han facilitado la comprensión de la prehistoria, ya que clasifican los materiales que conforman el planeta y determinan a qué época pertenecen.

La prehistoria sigue siendo la etapa más larga de la humanidad, calculándose en 5 millones de años hasta el momento en que surgió la escritura. Es un periodo que sigue apasionando a los adultos y a los niños ávidos de conocimiento.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS