15 ideas de juguetes reciclados 

Última actualización: 21.10.21

 

Una forma divertida de estimular la creatividad en los niños es haciéndoles partícipes en la construcción de sus propios juguetes, un aspecto que puedes reforzar con el reciclaje y reutilización de materiales. Aquí te enseñamos algunas ideas que te servirán de inspiración para poner manos a la obra con tus hijos. 

 

Hoy te proponemos varias manualidades que puedes hacer con tus hijos para elaborar juguetes con material reciclado, pues, además de enseñar un consumo responsable, tienen la posibilidad de compartir en familia mientras elaboran dichos juguetes.

A su vez, puedes fomentar en el pequeño el desarrollo de su motricidad, mientras lo ayudas a realizar proyectos que estimulan la creatividad y el trabajo en equipo. 

 

Versatilidad del cartón

En los juguetes reciclados fáciles de hacer las cajas de cartón son las protagonistas, especialmente las cajas de zapatos, y con ellas comenzamos nuestra lista de 15 juguetes con material reciclado.

  • Laberinto de canicas: Con la tapa de la caja y algunas pajitas de colores haz un laberinto divertido. Para empezar, diseña el laberinto en la tapa y corta las pajitas para formar las paredes. Usa dos pajitas para darle mayor altura. Después, pega las paredes con cola vinílica y deja secar bien antes de usar. Este puede ser un juguete para niños de 3 años que se use bajo supervisión, ya que la canica es pequeña y se debe cuidar al pequeño de posibles asfixias o ingestión accidental.
  • Futbolín portátil: Para hacer el futbolín empieza por perforar en los extremos de la caja unos agujeros que serán las porterías. Seguidamente, usando palitos de brochetas vas a hacer 4 agujeros a los lados de la caja y distribuirlos. Los jugadores serán pinzas de ropa y los niños pueden pintarlas del color de su equipo favorito. Al tener las pinzas secas solo se deben posicionar en los palitos, colocar la bola y comenzar el juego.
  • Frisbee de cartón: Los discos voladores son divertidos y pueden usarse al aire libre para que los niños se ejerciten. Para su elaboración necesitas dos platos de cartón, pegamento y rotuladores o pintura. El primer paso consiste en cortar el centro de ambos platos. Después, el niño puede pintarlos con un diseño bien creativo y colorido, usando rotuladores o pintura. El siguiente paso es pegar los platos enfrentados colocando pegamento en todo el borde para que se adhieran bien. Solo déjalo secar y ya estará listo para usarlo.
  • Casitas para muñecas: Con los cartones de embalaje de impresoras puedes hacer una casa de muñecas con habitaciones y espacios diferenciados. Solo tienes que poner manos a la obra, usar pintura, fieltro y retazos de tela para ambientar los cuartos y recrear divertidas historias con muñecas pequeñas.
  • Coches de fórmula 1: Si quieres aprender cómo hacer un coche de cartón fácil necesitarás tubos de papel higiénico o de papel absorbente cortados a la mitad, tapas de botellas de plástico, corcho, cartulina, palitos de brocheta, pintura y pegamento. Con una grapadora vas a cerrar uno de los extremos del tubo de cartón. Cortas un palito por la mitad y debes introducir las dos mitades en cada extremo del tubo para que sean los ejes de las ruedas. Allí colocas las tapas y las aseguras con el corcho. Finalmente, es hora de decorar los coches y pintarlos, con la cartulina los niños pueden agregar más detalles.

Más manualidades

  • Muñeco de calcetín: El reciclaje para niños debe ser divertido, mostrándoles que hay muchos objetos que pueden ser reutilizados. Uno de ellos son los calcetines perdidos, de los cuales, seguramente tiene más de uno sin su par. Con ellos se pueden realizar marionetas y muñecos de trapo de forma sencilla. Solo deben rellenarse, ya bien sea con retazos de tela u otros calcetines perdidos, y agregarle detalles como ojos, boca y cabello, usando fieltro y pegamento para tela. 
  • Caja cohete: Usa una caja grande en la que el niño pueda entrar y agrega muchos detalles coloridos para convertirlo en un coche o en un cohete espacial y el pequeño pueda entrar e imaginar grandiosas aventuras. Puedes hacer manualidades con botellas de plástico grandes para agregar unos faroles, ventanas al vehículo y todo lo que la imaginación os permita. 
  • 3 en raya con caracolas: Con algunas caracolas pintadas y una bolsa de gasa vieja puedes hacer un juego de 3 en raya que los niños pueden llevar a donde quieran. También puedes usar pequeñas rocas.
  • Palas de arena: Los envases de suavizante y detergente líquido pueden convertirse en un juguete reciclado, al cortar el lado del asa y lijarlo para hacer palas de arena.
  • Juego de bolos: Los botes de yogurt pueden servir para hacer juguetes originales para niños. Para ello usa 6 envases y decóralos como gustes, pega bolas de pimpón o de isopor en el pico de las botellas y ya tendrás los pinos para jugar a los bolos con los niños. 

  • Tira-chinas: Utiliza globos y tubos de papel higiénico para hacer tira-chinas. Haz un nudo en el pico del globo y corta un poco la base. Estira el globo y colócalo en un extremo del tubo. Ahora solo resta colocar una bolita de papel dentro del tubo y estirar la punta para impulsarla.
  •  Instrumentos musicales: Realizar una guitarra, tambores y maracas es posible con materiales de desecho. La guitarra se monta con una caja, hilo y tubo de papel absorbente. Los tambores con latas y globos, mientras que las maracas se pueden hacer con huevos de plástico, de esos que a los niños les gustan rellenos de chocolate. En vez de tirarlos a la basura puedes llenarlos de frijoles y pegarlos a dos cucharas, decorarlas y ya tendrás unas maracas tropicales.
  •  Lanza aros: Pega un tubo de cartón sobre una base, puede ser también de cartón para que le dé estabilidad. Recorta el centro de platos desechables y píntalos para convertirlos en coloridos aros. Ahora solo tienen que probar su destreza en lanzar y acertar los aros. 
  • Robot reciclado: Combinando envases de plástico, latas y tapas los niños pueden formar un divertido robot lleno de articulaciones y movilidad para sus juegos. Pueden decorarlo utilizando muchos materiales que tienen al alcance: botones, limpia pipas, retazos de telas, etc.
  • Colección de monstruos: Tus hijos pueden formar una pequeña comunidad de personajes monstruosos y coloridos usando los botes de champú, desodorante, gel, crema corporal y mucho más. Solo hay que quitar los rótulos y agregar detalles como grandes ojos, bocas con colmillos, cabello divertido y mucho más. 

Nuestra intención es mostrarte que no es necesario comprar juguetes a tu hijo cada vez que salen al centro comercial, pues en casa tienen muchos materiales y objetos que pueden utilizar para entretenerse, al mismo tiempo que desarrollan su creatividad, imaginación y pasan tiempo de calidad en familia.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS