Top 10 juegos tradicionales para niños

Última actualización: 22.09.21

 

Los juegos tradicionales se convirtieron en el pasatiempo primordial durante la infancia de muchos. De ahí que, han pasado de generación en generación ganándose el reconocimiento mundial. Su popularidad radica en que pueden ejecutarse de manera individual o grupal y potenciar el proceso cognitivo, intelectual y emocional.

 

A pesar de que muchos de los juegos populares para niños son característicos de una zona; tanto su nombre, e incluso su desarrollo pueden diferir; aunque en esencia se tratan de la misma actividad. Pero, independientemente se trate de juegos tradicionales de España o cualquier otra región, lo importante es que los pequeños disfruten plenamente su ejecución.

En parte su atractivo se debe a que son juegos para niños sencillos, que no requieren de una ardua planificación, pues con solo hacer uso de su propio cuerpo, recursos disponibles en su hogar o en la naturaleza, pueden tener una participación activa. Son juegos infantiles antiguos, que no solo promueven la diversión, sino que, además estimulan su desarrollo físico, motriz e intelectual.

 

Juegos para disfrutar con el cuerpo

El ratón y el gato. Este juego infantil reside en que un grupo de niños conforman un círculo agarrados de la mano y otros dos personifican el gato y el ratón. Este último debe atrapar el ratón mientras ambos corren por los huecos que se forman entre los brazos de los niños, al tiempo que estos cantan la canción “ratón que te pilla el gato, ratón que te va a pillar, si no te pilla esta noche, mañana te pillará”. Una vez el gato toca al ratón, invierten sus papeles.

Juegos con las palmas de las manos. Los juegos antiguos de calle han alcanzado gran popularidad, ya que si bien se pueden practicar en cualquier lugar, ayudan a potenciar la coordinación y la memoria. Solo basta con juntar las palmas y chocarlas con el resto de jugadores de diferentes formas, mientras se entona una canción.

Las escondidillas. Entre los juegos del mundo más populares no podría faltar este. Consiste en que un niño cuente los números con los ojos cerrados y cuando termine deberá avisar en voz alta que está listo para buscar a sus compañeros. Cada vez que el niño encuentre a sus amigos, deberá tocarlos para eliminarlos, o bien, ellos deberán correr al lugar donde estaba contando su compañero y tocarlo, para que no sean atrapados.

Juegos con materiales

La rayuela. Entre los juegos populares y tradicionales la rayuela se ha convertido en todo un clásico. Con la ayuda de una tiza se dibuja un diagrama de 10 cuadros en el suelo y dentro de cada uno se traza un número consecutivo del 1 al 10. El niño ha de situarse detrás del primer cuadro y lanzar una piedra. Una vez que caiga, podrá comenzar a dar saltos con la pata coja cuando sea un cuadro o saltar a dos pies, si es doble. Si el pequeño se cae, salta en el cuadro donde cayó la piedra; o si la piedra se sale del cuadro pierde su turno, si no, deberá ir pasando la piedra de cuadro en cuadro hasta llegar al punto final.

Saltar a la cuerda. Si los niños prefieren los juegos de cuerda, este juego es muy beneficioso para compartir al aire libre. Básicamente consiste en saltar la cuerda mientras se canta una canción. Si se dispone de varias cuerdas los niños lograrán saltar individualmente; pero si prefieren juegos para 3 bien podrían hacerlo de manera grupal, mientras dos pequeños hacen girar la cuerda, otro se encarga de saltar.

Juegos de balón. Si aún te preguntas qué son los juegos tradicionales, debes saber que los juegos de balón son un clásico, pues con la ayuda de este los pequeños llegan a jugar innumerables juegos como, por ejemplo, fútbol, pasar la pelota, baloncesto, voleibol u otros como balón prisionero y el 21.

El juego de las sillas. Entre los juegos de interior para niños este es de los favoritos. Es necesario contar con un reproductor de música y una cantidad de sillas que igualan el número de participantes, de las cuales solo una se va retirando. Todas las sillas se colocan juntas formando un círculo y los pequeños se sitúan alrededor de ellas. Se reproduce la música y una vez que para, cada uno de los participantes tendrán que sentarse en una silla. El que se quede de pie será eliminado.

La gallinita ciega. Se requiere un pañuelo para cubrir los ojos del participante que hará de gallinita, así como también contar con 4 participantes como mínimo. Una vez que se le vendan los ojos a la gallinita, se le deberá dar vueltas, mientras cantan “gallinita ciega, qué se te ha perdido una aguja y un dedal, date la vuelta y lo encontrarás”. Cuando finalice la canción, la gallinita deberá encontrar los jugadores. 

La carrera de sacos. Para poder participar, cada jugador deberá disponer de un saco y se tiene que contar con un espacio amplio, libre de obstáculos, pues en estos juegos de carreras para niños las caídas son inevitables. Todos los niños deben situarse en la salida y meter sus pies en el saco. Cuando se indique la salida deben dirigirse a la línea de meta, siendo el ganador quien llegue primero.

El pañuelo. Este juego no pasa desapercibido entre los juegos actuales, pues es de gran disfrute grupal. Se enfrentarán dos equipos parejos en número y a cada uno de sus participantes se les asignará un número emparejado con el equipo oponente. El juez, dirá en voz alta los números y a medida que los dicte, los participantes deben correr y agarrar el pañuelo para llevarlo a su base, si uno de los jugadores es atrapado con el pañuelo en la mano, perderá el punto.

En la actualidad los infantes suelen pasar su tiempo de recreo entreteniéndose con equipos electrónicos y demás juegos modernos. De ahí, que muchos padres suelen buscar comparativas de algún juguete para niños de 3 años que marque tendencia, como los legos, carros, muñecas, peluches, walkie talkie para niños y demás. Sin embargo, a pesar de tantas opciones, aún se observa a los niños disfrutar de los juegos tradicionales; actividades que promueven innumerables valores y mejoran su condición física.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS