Juegos de feria para niños

Última actualización: 21.10.21

 

A veces da tedio de solo ver a los niños todo el día acostados en el sofá viendo televisión o jugando videojuegos, usando el móvil o la tableta. Una forma de incentivarlos a pasar un rato es enseñarles los juegos de feria que pueden hacer en casa para afinar su puntería, entrenar su motricidad y velocidad. 

 

Estar en casa no es excusa para no divertirse con los niños y es que, incluso, si tienes un jardín pequeño o vives en un apartamento, puedes inventarte con tus hijos formas divertidas de pasar el rato. Una manera muy simple es con juegos fáciles de hacer, para simular las atracciones de las ferias en la comodidad de tu hogar.

Aquí te proponemos una serie de actividades que les irán muy bien, especialmente si disfrutan de realizar manualidades, pues para muchos juegos pueden crear sus propios utensilios con material reciclable, juguetes y otras cosas que, seguramente, tienen por allí. 

 

1. Pesca divertida

En cualquier tienda puedes encontrar los juegos de pesca. Por lo general, es un juguete para niños de 3 años (aquí puedes encontrar unas opciones para elegir) en el que se incluyen un par de cañas de pescar con un anzuelo imantado y algunos peces de juguete con un elemento metálico para que sea más fácil atraparlos. Si ya tienes uno de estos en casa, puedes usarlo y colocar un barreño o balde amplio con agua distribuyendo los peces. También, puedes hacer el juguete con goma eva, imanes, cuerdas y unos palitos que serán las cañas de pescar. El niño que atrape más peces gana. O, también, puedes hacer una variación del juego, enumerando los peces. Cada número representa la cantidad de caramelos o chuches que gana el jugador al atrapar un pez. 

 

2. Tiro al blanco con canicas

Si quieres mostrarle a tus hijos cómo se juegan las canicas de una forma menos tradicional, puedes usarlas para hacer tiro al blanco. Para empezar debes hacer un tablero con la tapa de una caja de zapatos. Es necesario realizar varios agujeros lineales y colocarles puntuación. 

La idea es que los jugadores lancen las canicas al tablero ligeramente inclinado y ganen puntos de acuerdo al agujero en el que la canica quede atrapada. Este juego de feria les ayudará a los más pequeños a estimular la coordinación ojo y mano, así como mejorar su motricidad. 


3. Futbolito hecho en casa

Otra manualidad que puedes realizar con tus hijos es la del futbolito en casa, usando pinzas de madera para colgar ropa, una caja de zapatos y unos palitos de brochetas. Solo debes perforar la caja a cada lado para introducir los palitos, pintar las pinzas para formar dos equipos de fútbol y hacer los agujeros en los extremos que serán los arcos. 

Aquí también puedes utilizar una canica para que haga las veces de balón de fútbol y empezar un partido amistoso. Ganará el que anote el primer gol. Pero, también, pueden colocar sus propias reglas. 

 

4. Aros 

Para que los niños mejoren su puntería en este juego de feria, puedes reutilizar las botellas plásticas de yogurt y distribuirlas sobre una mesa o el suelo, con una separación prudencial entre sí. 

Con platos de cartón, puedes crear los aros cortando una circunferencia en el centro y pintándolos de varios colores para aumentar su atractivo. La finalidad del juego es que los niños atinen la mayor cantidad de aros en una misma botella. O también puedes colocarles puntuaciones diferentes a cada botella para que los jugadores vayan acumulando puntos, según los aros que acierten. 

 

5. Derribar las latas

Si entre los juguetes de tus hijos tienen algunas pistolas de aire como las Nerf, pueden preparar juegos de tirar latas, haciendo una torre con estas y fijando una distancia de 2 o 3 metros, dependiendo de la velocidad que alcanzan las balas para derribar las latas.

En caso de no tener un arma de juguete, puedes usar pelotas de golf o de tenis para hacer los tiros y tumbar la mayor cantidad de latas. También puedes hacer bolas de tela, papel o de cualquier material que tengas de sobra en casa y que se pueda modelar como una pelota. Ganará el que tire al suelo más latas con menos lanzamientos. 

 

6. Comer manzanas

Aunque en las ferias reales puede haber juegos de comer caramelos muy divertidos, en casa puedes tener alternativas más saludables. Una de ellas es la de comer manzanas, un juego que puedes realizar si tienes un árbol en el jardín. 

Lo divertido de esta competición es que toda la familia puede participar. Solo tienes que colgar varias manzanas en el árbol a una altura que los niños y adultos puedan alcanzar sin dificultad. La idea es que con las manos en la espalda consigan comer la manzana. Ganará el que coma la fruta más rápido.


7. Carrera de sacos

La tradicional carrera de sacos sirve para que los niños mejoren su coordinación motora y su velocidad. Así que puedes utilizar fundas viejas que tienes en casa y darle una a cada niño, trazar una línea de salida y otra de meta, para dar el grito de ¡en sus marcas, listos, fuera! El primero en atravesar la meta será el ganador.

 

8. Tiro al plato

Para esta sencilla dinámica necesitarás platos de plástico o poliestireno, esos que usamos en las fiestas, y una bolsitas herméticas llenas de granos. Pueden ser de frijoles, maíz de palomitas, entre otros. La idea es que las bolsas tengan un peso dentro.

Ahora debes colocar alineados 5 platos, cada uno con una numeración que puede ir del 10 al 50. Estos serán los puntos que acumulará el jugador al atinar la bolsa en los platos. Lo ideal es hacer este juego en el jardín o en un espacio amplio donde los niños puedan tener espacio para dejar una distancia entre la línea de lanzamiento y los platos. 

Como ves son muchas las alternativas que tienes para no dejar a los niños toda la tarde en el sofá, así que preparen los materiales, salgan al patio o despejen la sala para tener un día de juegos de feria en pijamas. No olvides preparar palomitas, algunas brochetas de frutas y otras meriendas para que los niños se sientan verdaderamente en una feria. 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS