Haz una fiesta temática y sorprende a tus invitados

Última actualización: 19.10.20

 

Si se tiene planeada una fiesta no se puede olvidar la decoración, pues más allá de darle una buena apariencia y hacer sentir cómodos a los invitados, agrega un toque muy personal, que comparte los gustos y preferencias del anfitrión. Además, las fiestas temáticas son una gran tendencia en la actualidad.

 

Al ofrecer una fiesta, ya sea de cumpleaños, por la espera de un bebé, etc, no solo deseamos que el anfitrión lo pase de maravilla y disfrute de ese día tan especial. También se busca que los invitados se diviertan y se lleven un grato recuerdo de esas horas que compartieron juntos. Por eso es que los esfuerzos por hacer que una fiesta sea exitosa no son pocos.

En este sentido, una de las mejores opciones que podrías elegir son las fiestas temáticas. De hecho, estas son las favoritas para las fiestas infantiles, ya que alrededor del anfitrión se encuentran una serie detalles que pueden complacer a todos. Sin embargo, los adultos también pueden disfrutar de eventos temáticos que pueden ir desde lo más sofisticado y elegante hasta lo más excéntrico y divertido. Solo tienes que tener en cuenta tus preferencias y pensar en tus invitados.

 

Eligiendo el tema

Una vez que te has decidido por una fiesta con este estilo, lo primero y más importante es elegir el tema entorno al que girará todo. Para los niños esto puede ser más sencillo, pues ellos con frecuencia tienen muy claro quién es su superhéroe favorito, su serie animada preferida, etc. Además, es muy sencillo encontrar imágenes y productos personalizados con tales figuras, o bien, solicitar que se elaboren objetos con tales imágenes.

Si se trata de una fiesta para adultos las opciones pueden ser mucho más variadas, pero algunas ideas muy exitosas pueden ser: épocas históricas, culturas, lugares exóticos, la película favorita del anfitrión y más. Además, no podemos olvidarnos de los clásicos de siempre, que son las fiestas de vaqueros, piratas y cuentos tradicionales.

Colores y texturas

El siguiente paso para comenzar a estructurar la fiesta, y que puedas ambientarla debidamente, será identificar algunos elementos que representan al tema elegido. Esto se puede lograr seleccionando las texturas y los colores que evocan a ese tema. Por ejemplo, una fiesta sobre la playa tropical, puede utilizar como elementos las flores coloridas; vegetación muy verde y de hojas grandes como las palmas y vástagos de plátanos;  platos, vasos y manteles en colores vibrantes. Si es una fiesta de vaqueros, podrías utilizar elementos en tonos desérticos, texturas que se asocian con el estilo rústico, madera y objetos con apariencia envejecida.

En este punto también puedes incluir la comida, que es un elemento indispensable en cualquier fiesta. El menú puede elegirse también de acuerdo a la decoración. Imaginemos que se trata de una fiesta del espacio, podrías jugar con los alimentos y valerte de elementos como cortar trozos de frutas y aperitivos con formas divertidas. Ofrecer bocadillos y bebidas de acuerdo a la idea.

De igual forma, no puedes olvidarte del bizcocho. Además, si deseas ofrecer una mesa de postres también puede ser una manera muy interesante y deliciosa de enfocar la atención de tu fiesta en el tema, al mismo tiempo que puedes agasajar a tus invitados. Otra de las ventajas que ofrece esta mesa tan peculiar, es que se mantienen durante mucha parte de la fiesta como parte de la decoración principal, hasta que llegue el momento de consumir lo que hay en ella.

 

La música

Continuando con los elementos que dan realce a la fiesta hay que elegir con cuidado la música. Si bien hay piezas musicales que no pueden faltar en cualquier fiesta, porque animan a los invitados, es un hecho que puedes agregar algún toque interesante. Incluso, la música será un componente muy importante en aquellas fiestas basadas en épocas históricas y películas.

En el caso de que se trate de una fiesta infantil tendrás a mano una gran variedad de opciones, pues las series infantiles suelen tener temas musicales fáciles de identificar y de adquirir. La única recomendación es que evites repetir en exceso un solo tema musical. Si no tienes una amplia selección, puedes poner la canción importante en momentos muy puntuales, como al inicio de la reunión o al partir la tarta. 

 

Prepara la bienvenida

Un elemento que también es básico para una fiesta temática es la decoración de la entrada principal de los invitados a la fiesta. Generalmente, se trata de un elemento que causa un gran impacto y sorprende a los invitados, pero no necesariamente tiene que ser costoso o complejo. Puedes valerte de un arco de globos bien elaborado con los colores del evento y será suficiente para causar una gran impresión. Además, este tipo de artículos son tan versátiles que puedes encontrarlos en figuras de todo tipo, tamaños y tonos. Puedes incluso doblarlos y crear verdaderas obras de arte con un poco de imaginación o inspiración.

 

Ofrece un Photocall

A muchos invitados les gusta tener un recuerdo de la fiesta y ¡qué mejor que una foto! Si se trata de un cumpleaños de una niña aficionada a las muñecas LOL, por ejemplo, puedes montar un sencillo cuadro en colores pasteles, que tenga algunas imágenes de gran tamaño de las mejores muñecas LOL (si pulsas aquí, encuentras varios productos para elegir) o las favoritas de tu pequeña. Este artículo invita a que los niños se acerquen y posen de manera más espontánea, divirtiéndose. Así, tu álbum de recuerdos resultará mucho más bonito.

Si se trata de una boda, el efecto también es muy positivo, pues incluso puedes ofrecer algunos elementos como disfraces, que pueden ponerse rápidamente los invitados. Pelucas, barbas, trajes sencillos, sombreros, etc. Todo es válido para que el resultado de las fotos sea espectacular.

Los souvenirs

Finalmente, una vez que la fiesta ha concluido y los invitados van a partir, si lo deseas, puedes obsequiar un pequeño detalle que les permita llevar un objeto físico que recuerde la convivencia durante la fiesta. No hay límites en la elección de tales regalos y puedes ajustarlos a tu presupuesto. Podría ser un llavero, un pendrive, galletas decoradas, y más. En el caso de las fiestas infantiles puedes optar por un pequeño juguete personalizado con el nombre del anfitrión y alguna pegatina. También podría ser alguna bolsa de dulces decorada con los personajes favoritos que has elegido para la fiesta.

Sea cual sea el tema de tu elección, recuerda que el objetivo principal no debe perderse, y es pasar un momento agradable en compañía de tus seres queridos.

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments