Experimento del volcán en erupción

Última actualización: 11.04.21

 

La maqueta de un volcán en erupción es uno de los experimentos clásicos más divertidos para los niños, ya que no solo los mantiene entretenidos mientras hacen una manualidad, sino que también les permite aprender nociones básicas de química.

 

Los volcanes para niños fabricados con papel maché pueden ser una gran idea para realizar un proyecto artesanal y científico en familia, sobre todo si podemos ocasionar una erupción real con ingredientes que normalmente tenemos en la cocina. Sin embargo, hay que tener suficiente tiempo para su elaboración, ya que es muy importante que la estructura se seque por capas antes de realizar el experimento.

 

¿Cómo hacer un volcán con papel maché?

Es normal preguntarse cómo hacer un volcán casero con papel maché, ya que no todos estamos familiarizados con esta práctica de manualidad y artesanía. En este sentido, se trata de una antigua técnica utilizada en diferentes culturas para crear formas con papel triturado y un pegamento especial.

Para la elaboración de este último, debemos mezclar dos partes de cola blanca con una de agua. Este engrudo nos servirá para mojar trozos de papel y crear la estructura del volcán. También necesitaremos una botella vacía de plástico, hojas de periódico, cinta adhesiva, 1 caja de cartón, pinturas acrílicas y barniz impermeable.

En primer lugar, debemos cortar la caja de cartón hasta que tenga una altura de aproximadamente 5 cm de alto. Esto nos brindará una base para crear el volcán y al mismo tiempo servirá de recipiente para contener los fluidos de la erupción. Por esta razón, es recomendable cubrir todas las ranuras y agujeros en el fondo de la caja con papel maché para evitar fugas.

Ahora, debemos colocar la botella de plástico en el centro de la caja y retirar la tapa. Al elegir la botella es recomendable optar por una pequeña, ya que posteriormente habrá que llenarla con los ingredientes para hacer la erupción. Después, hay que tomar un poco de periódico arrugado y colocarlo alrededor de la botella.

Utilizando cinta adhesiva, podemos realizar un marco con trozos verticales que vayan desde la parte superior de la botella hasta la base de cartón. Es importante que todo el periódico arrugado quede atrapado debajo de la cinta, ya que este será el relleno del volcán.

Para el siguiente paso, debemos cortar un par de hojas de periódico en formas irregulares de aproximadamente 12 x 4 cm y humedecerlas con la mezcla de pegamento anteriormente realizada. Ahora, es momento de colocar los trozos de papel alrededor del volcán utilizando la cinta adhesiva como marco. Es necesario dejar secar durante 24 horas para aplicar una segunda capa de papel. De esta manera es posible obtener una estructura más dura. También, es bueno verificar que no queden espacios sin cubrir con papel, ya que esto podría restarle realismo al volcán.

Una vez que se seque, tendremos un volcán para colorear y decorar según nuestros gustos. Como color principal podemos utilizar marrón oscuro y negro para simular la superficie de una montaña rocosa. También, es importante agregar rayas de colores amarillo, rojo y naranja para crear la ilusión de lava que se desborda desde el centro hacia la base del volcán. Es importante dejar secar la pintura, para después aplicar una fina capa de barniz impermeable que nos ayude a preservar el volcán cuando haga erupción.

 

Efecto de lava con ingredientes de cocina

Para realizar el efecto de lava del volcán con bicarbonato de sodio necesitaremos colorante para repostería, agua caliente, vinagre y un embudo. Primero, hay que colocar el embudo en el cráter del volcán y agregar 3 cucharadas de bicarbonato de sodio. A continuación, es momento de mezclar unas gotas de colorante para repostería en media taza de agua caliente. Esto nos dará el color de la lava, por lo que podemos utilizar un color rojo para mayor realismo o el color preferido del niño.

Una vez que está lista la mezcla, es necesario agregar la taza de agua pintada en el interior del volcán e inmediatamente después hay que verter un chorro de vinagre en el cráter. Por último, es importante retirar el embudo, dar un paso hacia atrás y solo nos queda ver como brota la burbujeante lava desde el interior del volcán.

El efecto de la lava es el resultado de una reacción química que sucede entre el bicarbonato de sodio y el vinagre. En esta reacción se produce el gas de dióxido de carbono, que acumula una gran presión dentro de la botella de plástico y produce una sustancia burbujeante que se derrama hacia el exterior, simulando la lava, lo que puede dar a los niños una idea de cómo funciona un volcán real.

Erupción volcánica sin realizar un volcán

La manualidad del volcán en erupción puede resultar divertida y educativa para los niños, pero es cierto que puede llevar más tiempo de lo esperado. Por lo tanto, para realizar el experimento sin tener que elaborar el volcán desde cero, entonces necesitaremos 1 vaso de plástico desechable, agua, 6 cucharadas de bicarbonato de sodio, jabón lavaplatos, 50 ml de pintura lavable y 1 taza de vinagre.

En principio, debemos ir a un jardín o lugar en donde se pueda realizar un montículo de tierra o arena. Después, hay que llenar el vaso con agua a 2/3 de su capacidad y agregar las cucharadas de bicarbonato de sodio, el jabón líquido para lavar platos y la pintura lavable. Ahora, debemos colocar el vaso con la mezcla en la cima del montículo y enterrarlo hasta crear una especie de cráter. Por último, solo es necesario verter el vinagre en el vaso y observar cómo brota la lava.

Al realizarlo sobre piedras, tierra o arena, no es necesario preocuparnos por limpiar después de realizar el experimento, lo que favorece la practicidad. De igual forma, puedes utilizar sets de Lego Creator para construir un volcán o una especie de torre en la que puedas agregar las cucharadas de bicarbonato y vinagre. Sin embargo, en este caso no es recomendable agregar pintura de ningún tipo para evitar manchar las piezas.

 

Suscribir
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments