El juego de las sillas para los niños

Última actualización: 22.06.21

 

Las sillas musicales es una actividad que han realizado los niños por años y, la razón por la que sigue siendo un juego famoso es por su facilidad y beneficios. Por eso, incentivar a los niños a participar y presentarles variantes creativas puede ser una muy buena idea para estimular el sano desarrollo infantil.

 

Para encontrar la diversión en todas las cosas, realmente solo se necesita tener los ojos de un niño, pues estos logran convertir cualquier objeto en una forma de jugar.

Por ejemplo, si vemos una silla, quizás, como adultos, pensemos solo en sentarnos. Sin embargo, los niños, al ver una, estarán pensando en hacer un dibujo de una silla, en crear juegos en grupo sentados con sus amigos o en participar en el juego de las sillas que más les llame la atención.

En internet es posible encontrar varios tipos de actividades al buscar “juego de las sillas”, no obstante, las sillas musicales siguen siendo la opción más famosa, por eso vale la pena saber cómo se juega para poder animar a un grupo de niños siempre.

 

El juego de la silla

Para jugar a las sillas musicales, solo debes tener un artefacto que reproduzca música y lugares para sentarte.

Antes de comenzar se necesita poner las sillas en círculo con los respaldos hacia adentro, colocando siempre una menos en relación a la cantidad de niños que haya. Ahora deberás preparar la música y organizar a los niños alrededor de las sillas.

Una persona deberá estar a cargo de la música y, cuando empiece a sonar, los niños deberán girar alrededor de las sillas, sin correr. Pueden empezar el juego sentados en círculo o parados al frente de las sillas, no hay problema con ninguna alternativa.

Una característica divertida es que la música es el tiempo de juego, pues cuando el encargado pause la canción, los niños deberán apresurarse y sentarse en una silla. Aquel que no pueda sentarse será eliminado.

Para continuar con el juego de la silla, se deberá sacar una silla y así sucesivamente hasta que haya solo dos participantes y una silla. De esa manera, se podrá elegir un ganador.

¿Cuáles son las reglas?

Realmente no existen reglas formales más que las mencionadas anteriormente, por lo tanto, este juego de sillas suele variar dependiendo de la persona que lo dirija.

Sin embargo, existen algunas reglas que se recomienda seguir para evitar accidentes o peleas entre los niños.

Por ejemplo, debería prohibirse tomar la silla a la fuerza o empujar a un compañero para quitarle su lugar. También debería mantenerse una distancia prudencial entre los participantes. Además de eso, las reglas quedan en las manos del organizador del juego.

Es necesario recordar que, si se realiza el juego como parte de una actividad de dinámicas musicales para adultos, es posible dar más libertades o agregar reglas distintas a las que se usan con los niños.

 

¿Existen variantes para el juego de las sillas musicales?

Como muchos juegos infantiles musicales, esta actividad tiene variantes, por lo que puedes encontrar la versión adecuada para el grupo de niños participante del juego.

Si es un grupo que realmente disfruta bailar, entonces no necesitas hacer búsquedas de juegos de bailarinas gratis o algo parecido, con esta divertida dinámica la pasarás muy bien.

Para esta versión, los niños tendrán que bailar al ritmo de la música mientras se mueven. En cada ronda es posible cambiar el género musical para dar más entretenimiento. Todo esto brindará mayor dinamismo.

Por otra parte, si no tienes lo necesario para hacer juegos con sillas, puedes buscar sillas para colorear y pegarlas en el suelo. Los niños, en vez de sentarse, deberán pararse sobre las sillas del dibujo cuando la música se detenga.

Como estas dos variantes, seguramente podrás encontrar muchas otras o, mejor aún, podrás crear las tuyas propias.

 

Versión cooperativa

Si decides evitar la competición, puedes realizar una versión cooperativa del juego. Esto, seguramente, animará a mayor cantidad de niños a jugar, pues no se puede perder nunca.

En esta variante el objetivo cambia, pues no ganará el último que pueda sentarse, sino todos los que puedan sentarse en la misma silla. Así, a medida que se eliminan las sillas por ronda, será más difícil encontrar lugar para todos.

Esto fomenta el trabajo en equipo y evita que algún pequeño pueda disgustarse por quedar eliminado en la versión de competición.

Beneficios de las sillas musicales

Los juegos de ritmo para niños tienen bastantes beneficios para los pequeños, por lo tanto, siempre es recomendado incorporarlos a situaciones con grupos de niños, como una fiesta o un salón escolar.

En este caso, el juego de las sillas musicales les enseñará a los niños a ser más lógicos, pues desarrollarán estrategias para poder quedarse con el puesto. Algunos bailarán con ciertos pasos que les ayuden a estar siempre cerca de un asiento, mientras que otros intentarán cambiar la velocidad a la que van o incluso buscar maneras de ralentizar el paso de quienes vayan detrás.

Además de eso, al igual que los juegos de baile en educación física, esta actividad los incentivará a mantenerse en movimiento, lo cual es beneficioso para su motricidad. Mientras bailan trabajarán su sentido musical, siguiendo el ritmo de las canciones, lo cual también estimulará su creatividad.

Por último, si quieres enforcarte en el aspecto creativo, entonces jugar a la variante con papeles y dibujos puede ser una buena idea, pues los niños deberán colorear su silla antes de poder jugar.

Adicionalmente, esta actividad también anima a los niños a comunicarse con otros y a divertirse de forma grupal, lo cual se recomienda en actividades infantiles, sin importar la edad.

Como puedes ver, no es necesario comprar el más costoso juguete para niños de 4 años para lograr que los pequeños se diviertan. A veces basta con ofrecerles unas sillas, una gran canción y animarlos a bailar alrededor con sus amigos. De esta manera, el ejercicio, la educación y la diversión irán siempre de la mano.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS