Coche para niños

Última actualización: 17.09.20

 

Conclusión

 

¿Cuál es el mejor coche eléctrico para niño?

 

Los niños no necesitan de una licencia para conducir, pues estos coches eléctricos les darán la oportunidad de aprender jugando mientras conocen su entorno a bordo de un interesante vehículo. El mercado está repleto de alternativas para todos los gustos y las edades; no obstante, lo más importante es que cada una de ellas contribuirá al desarrollo infantil de forma adecuada.

 

1. ATAA Coche eléctrico niños Súper Deportivo 12V

 

Precauciones: Los fabricantes han indicado que las edades adecuadas para usar este coche eléctrico para niños son desde los 12 meses hasta los 5 años.

Características principales: Las dimensiones de este cochecito son de 106 cm de largo, 62 cm de ancho y 46 cm de alto, para adaptarse correctamente a los más pequeños de la casa. Su estructura roja brillante contrasta con los detalles negros y, además, le da ese aspecto de coche deportivo que encantará a cualquier niño. Para dar potencia, este juguete posee dos motores y tiene también una batería de alto rendimiento de 12 voltios. Además de todo esto, el interior del coche está lleno de detalles como un panel de control, un cómodo volante y dos asientos con espaldar para dar más confort. Si se trata de niños muy pequeños, estos podrán estar seguros colocándose el cinturón.

Funcionalidad: Tanto los padres como los niños podrán divertirse, pues el mando a distancia con Bluetooth 2.4 logrará controlar el coche con bastante facilidad. A medida que los padres direccionan el vehículo, los niños podrán interactuar con el panel para escuchar música mediante MP3 o accionar el claxon con el volante. También será posible encender las luces y abrir las puertas hacia arriba, como un verdadero coche deportivo.

Valor educativo: Con este nuevo y original coche, los niños podrán desarrollar su imaginación, aprenderán sobre este tipo de vehículos y también podrán explorar su entorno para conocerlo mejor.

Mantenimiento: Evitando los golpes, los caminos irregulares y limpiándolo constantemente, este producto podrá mantenerse en buen estado por mucho tiempo.

 

 

 

2. Feber Twincle Car R/C coche eléctrico con radio control

 

Precauciones: Todos los niños desde los 3 hasta los 6 años podrán hacer uso de este coche eléctrico sin complicaciones.

Características principales: Entre los modelos más baratos que podrás conseguir, este modelo de 9,86 kg de Feber destaca. Con dimensiones de 94 x 56 x 45 cm, el coche eléctrico brinda el espacio necesario para que cualquier niño de un peso máximo de 25 kg pueda sentarse cómodamente y conducir por todas partes. Su diseño es de color rojo y trae detalles en las puertas que lo asemejan a los coches de carrera para darle un aspecto llamativo. Además de eso, su batería de 12V logrará que el cochecito alcance los 3,2 km/h para dar mayor velocidad por un tiempo continuo de 45 minutos, aproximadamente.

Funcionalidad: En cuanto a su funcionamiento, es importante resaltar que este producto viene con un radio control para que los padres puedan direccionar el coche sin problemas hasta en una distancia de 10 metros. Sin embargo, también trae pedales para que los más grandes puedan controlar el juguete. Para mayor realismo, este coche viene con luces LED funcionales en los faros delanteros.

Valor educativo: Al conducir este coche, los niños desarrollarán su motricidad y también su imaginación. Además de eso, mientras aprenden a controlar el volante, también serán más conscientes de su alrededor y perfeccionarán su coordinación.

Mantenimiento: Para mantener este coche en buen estado, recuerda solo movilizarlo en superficies regulares y cargar la batería por completo antes de utilizarlo. Adicional a esto, limpia la estructura para conservarla impecable.

 

 

 

3. BC Baby Coches Coche eléctrico para niños Mercedes GT-R

 

Precauciones: Este producto solo debe ser utilizado bajo la estricta supervisión de un adulto y en lugares en los que no haya personas y otros coches, para evitar accidentes.

Características principales: Los fanáticos de los coches reconocerán este modelo inmediatamente, pues con esta compra online podrás obtener una réplica con licencia oficial del modelo GT-R de Mercedes Benz. Sus dimensiones de 110 cm de largo, 67 cm de ancho y 46 cm de alto dan el espacio necesario para que un niño pueda sentarse en su asiento monoplaza. En cuanto a su potencia, este coche eléctrico cuenta con una batería de 12V y dos motores en el eje trasero de 25W cada uno. En caso de que se quede sin batería, el asa incluida en la oferta permitirá transportar el coche. Además de todo esto, el vehículo viene con cuatro ruedas de caucho anti-pinchazos para brindar mayor seguridad.

Funcionalidad: Para poder utilizar el coche, solo se necesitará cargar la batería el tiempo necesario y pisar los pedales. Si el niño es muy pequeño y no puede conducir de forma manual, entonces los padres podrán usar el radio control de 2,4 Ghz para ayudarle. Adicionalmente, este coche viene con luces, sonidos pregrabados y un equipo con conexión USB, ranura SD y entrada AUX; así podrás escuchar la mejor música.

Valor educativo: Con este coche eléctrico, los niños no solo desarrollarán la coordinación, motricidad y memoria espacial, ya que también podrán conocer detalles sobre los coches de la marca Mercedes Benz.

Mantenimiento: Solamente limpiando el coche y cargando regularmente su batería podrás conservarlo en buen estado.

 

 

 

4. Homcom Coche Eléctrico para Niño 3-8 Años

 

Precauciones: Este producto es recomendado para niños de 3 años en adelante.

Características principales: Con unas dimensiones de 115 x 70 x 55 cm y una carga máxima de 30 kg, este coche eléctrico es una pequeña réplica de un Mercedes Benz AMG, para que los niños se familiaricen con este tipo de coches. La parte interna del vehículo cuenta con un asiento monoplaza con cinturón de seguridad y un panel de control con detalles que aportarán realismo al coche, incluyendo un equipo de sonido completamente funcional. Los más grandes podrán conducir de forma manual, mientras que los pequeños podrán relajarse mientras los padres hacen uso del radio control para dirigirlo. Por último, la batería de 12 V provee un uso continuo del coche por una hora a velocidad máxima de 3 km/h.

Funcionalidad: Debido a que este coche trae ruedas adecuadas para todo tipo de terreno, no deberás preocuparte por usar el producto en césped o en la acera. Para complementar esta conducción sencilla, cerca del interruptor de encendido podrás encontrar el sector de marcha hacia adelante o hacia atrás, y con tan solo presionar el volante harás sonar el claxon. Además de eso, las luces frontales LED iluminarán el camino mientras que el radio permite que utilices las entradas AUX y USB para reproducir tu música favorita.

Valor educativo: Los niños podrán divertirse mientras aprenden con este coche, pues mejorarán su motricidad y su coordinación espacial mientras desarrollan su imaginación al máximo.

Mantenimiento: Es necesario cargar la batería de forma regular y evitar chocar si se desea mantener el coche en buen estado.

 

 

 

5. ATAA Mercedes GLA Coche eléctrico para niños

 

Precauciones: Adecuado para niños de 1 a 5 años, este coche eléctrico debe ser utilizado bajo supervisión de adultos en todo momento.

Características principales: Lo más llamativo de este producto es su elegante diseño, pues imita el modelo Mercedes GLA. Su estructura mide 100 x 58 x 46 cm y tiene una capacidad máxima de 30 kg, por lo que los niños que se encuentren en este rango de peso podrán sentarse cómodamente en el asiento monoplaza con cinturón de seguridad y conducir el coche. En cuanto a su potencia, este coche todoterreno cuenta con dos motores de 25 W y una batería de 12 V, que permitirá que alcances velocidades de hasta 5 km/h.

Funcionalidad: Los diferentes detalles de este producto hacen que sea un buen regalo de cumpleaños ya que los niños se divertirán con cada cualidad. Este coche puede conducirse de forma manual, con su mando a distancia o llevarse con el asa si se le acaba la batería; incluso, es posible usar una palanca de cambios para ir hacia adelante o hacia atrás. Además de eso, el modelo cuenta con un equipo de sonido para reproducir música MP3 o las canciones preinstaladas en el vehículo. Para terminar, el volante ofrece la oportunidad de hacer sonar el claxon, mientras que el salpicadero da la oportunidad de encender las luces LED.

Valor educativo: Los niños trabajarán en su motricidad y coordinación sin darse cuenta, además, desarrollarán su imaginación.

Mantenimiento: Evita chocar el coche y no colocar más peso del adecuado sobre él para mantenerlo siempre en buen estado.

 

 

 

6. Homcom Coche Eléctrico de Batería 12V para Niños

 

Precauciones: El uso de este coche es recomendado para niños de 3 años en adelante solamente.

Características principales: La Navidad 2020 podrá ser muy especial para los niños si reciben este atractivo coche eléctrico de color blanco, pues es un modelo con 2 motores y 2 baterías de 6 V que lo alimentan; gracias a esto, el coche podrá alcanzar una velocidad entre los 2,5 hasta los 5 km/h, sin importar si va hacia adelante o hacia atrás. Para dar un espacio cómodo al pequeño conductor de un máximo de 30 kg, este coche tiene una estructura de 111 cm de largo, 63 cm de ancho y 57 cm de alto. Los niños, ayudados con los retrovisores, podrán conducir de forma manual y explorar sin dificultad, mientras se mantienen protegidos por el cinturón de seguridad. Por último, el tiempo de uso continuo será de 45 minutos al tener la carga máxima.

Funcionalidad: Debido a que sus ruedas son todoterreno, este coche podrá desplazarse sobre diferentes superficies sin problema. Estas también son resistentes al agua y antideslizantes, para evitar accidentes. Mientras se encuentre en movimiento, el coche encenderá las luces y los niños tendrán la oportunidad de tocar la bocina para avisarles a todos que se encuentran conduciendo. Para completar la experiencia, la función de música hará la experiencia más amena.

Valor educativo: Los pequeños perfeccionarán su motricidad mientras usen este coche, además de desarrollar su memoria espacial y coordinación.

Mantenimiento: Mientras cargues la batería de forma rutinaria y no choques el coche con frecuencia, este vehículo se mantendrá en buenas condiciones.

 

 

 

7. Toyrific Coche eléctrico para niños diseño de Mercedes Benz

 

Precauciones: Debido a que el coche viene con piezas pequeñas, su uso no es recomendado para menores de 36 meses. Además, la vigilancia constante por parte de un adulto es imperativa.

Características principales: Cualquier niño disfrutará al recostarse en el cómodo asiento acolchado de su nuevo coche eléctrico Mercedes Benz SLS. Este modelo de Toyrific trae un hermoso diseño blanco que contrasta con los detalles negros, y le da un aspecto elegante al vehículo. Algo que hace especial a este coche es su estructura de 115 x 59 x 33,5 cm y su capacidad máxima de 30 kilogramos, pues permite a los niños sentarse fácilmente y controlar el coche con el volante, tanto en reversa como de forma frontal. Para dar una velocidad de 2,5 km/h y una buena aceleración, este vehículo cuenta con una batería de 6V.

Funcionalidad: Como todo un conductor profesional, tu pequeño podrá andar con este coche y tocar la bocina para que avisar a todos de su presencia en la vía. Al darle carga máxima, el vehículo permitirá hasta 2 horas de uso continuo, sin importar si usas el equipo de sonido para oír música mediante un cable auxiliar o si enciendes las luces delanteras.

Valor educativo: Conducir un coche de juguete es una gran manera de mejorar la coordinación y la memoria espacial. Además, la motricidad de los niños será beneficiada junto a su sentido de independencia. Hasta su imaginación crecerá a pasos grandes mientras se encuentre divirtiéndose.

Mantenimiento: Al ser blanco, es posible que se ensucie con facilidad; por esa razón es recomendable limpiarlo constantemente.

 

 

 

8. ATAA SUV XX Coches eléctricos

 

Precauciones: Con una supervisión constante, los niños de 1 año hasta, aproximadamente, los 5 años de edad podrán disfrutar de este coche eléctrico.

Características principales: Su detalle más llamativo es su atractivo diseño rojo; no obstante, este modelo destaca más allá de su aspecto. Equipado con una batería de alto rendimiento de 12V y dos motores de 25W, este coche viene con el espacio adecuado para un niño que pese máximo 30 kg y su estructura es de 102 x 61 x 55 cm. Con facilidad, los niños podrán abrir las puertas y empezar a conducir dando marcha hacia adelante o hacia atrás, encendiendo las luces LED para iluminar el camino. En cuanto a la seguridad, los pequeños se sentarán cómodamente protegidos por el cinturón y las ruedas absorberán correctamente los impactos para evitar accidentes debido a irregularidades en el terreno.

Funcionalidad: Uno de los detalles más interesantes de este producto es su facilidad de conducción. Esto puede hacerse de forma manual, sin embargo, si el niño es muy pequeño los padres podrán utilizar el mando a distancia o la app compatible de Android y Apple para controlar el coche. Además de eso, desde el volante podrás activar música preinstalada o de tu elección, e incluso, hacer sonar el claxon.

Valor educativo: La conducción en un coche de juguete, a temprana edad, puede ser beneficiosa para mejorar la motricidad y darle herramientas al niño para mejorar su coordinación y memorización de su entorno. Además, la imaginación se mantendrá siempre activa al jugar.

Mantenimiento: Solo basta con limpiar el coche y tratarlo de forma delicada para que este se mantenga como nuevo.

 

 

 

9. Playkin Cop Car Coche de policía

 

Precauciones: El rango de edad recomendado por los fabricantes es desde los 3 hasta los 8 años.

Características principales: Este definitivamente es uno de los modelos más interesantes, pues es un coche que viene con el diseño de un vehículo policial para que los niños asuman ese rol mientras lo utilizan. Con una batería de 12V y dos motores eléctricos de 30W, este coche ofrece un uso continuo de hasta 1,5 horas con una velocidad estable de 5 km/h. Su estructura de 106 x 70 x 52 cm brinda espacio para niños con un peso máximo de 30 kilogramos, mientras que sus ruedas antideslizantes y su cinturón mantienen al pequeño seguro en todo momento. Al poder conducirse en reversa, este coche permite explorar el entorno en cualquier dirección.

Funcionalidad: Su funcionalidad empieza desde que abren sus puertas, ya que al entrar, los niños podrán conducir encendiendo el faro de luz LED y escuchando su música favorita a través de conexión AUX y USB. Aunque puede andar de forma manual, los padres también obtendrán un mando a distancia para conducir el coche desde la distancia.

Valor educativo: Este producto podría considerarse como el mejor coche eléctrico para niños porque incentiva al juego de rol, además de desarrollar diferentes habilidades cognitivas en los pequeños como la creatividad, la memoria espacial y la coordinación entre manos y ojos.

Mantenimiento: Es recomendable no chocar el coche y mantener su batería cargada, para evitar su deterioro. Además, se aconseja limpiar el vehículo de vez en cuando para conservarlo impecable.

 

 

 

10. Feber Range Rover Velar

 

Precauciones: Coche recomendado para niños a partir de los 3 años hasta los 7.

Características principales: La compra de este coche es una buena idea para los fanáticos de las Range Rover, pues se trata de una réplica del modelo Velar. Con batería de 6V, este coche permite un uso continuo de hasta una hora, alcanzado una velocidad de 3,5 km/h máximos. Sus dimensiones son de 111 cm de largo, 64cm de ancho y 53 cm de alto y tiene un peso de 16 kilogramos; estas medidas proveen el espacio adecuado para un niño de forma cómoda, mientras que este pese un máximo de 35 kilogramos. Para dar mayor libertad, este coche puede marchar hacia adelante y hacia atrás, con tan solo mover la palanca de cambios.

Funcionalidad: En cuanto a su funcionalidad, este producto resalta porque tiene detalles que le dan realismo para que los niños se diviertan en grande. Por ejemplo, los faros son completamente funcionales para iluminar el camino, mientras que los pequeños tocan el claxon para anunciarles a todos que van conduciendo. Además de esto, las puertas abatibles permitirán que los niños se sienten con facilidad.

Valor educativo: Los pequeños desarrollarán distintas habilidades al momento de conducir, como la coordinación y la memoria espacial. Además de eso, los niños se sentirán capaces e independientes al conducir, mientras mejoran su imaginación y creatividad al jugar.

Mantenimiento: Las claves para conservar el coche en el mejor estado son una limpieza constante, una carga rutinaria de la batería, respeto al límite de peso sugerido y a la velocidad máxima; además de evitar chocarlo contra paredes y otros obstáculos.

 

 

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments