Carrera de sacos: un juego tradicional para niños

Última actualización: 22.09.21

 

A través de la tradición transmitida de generación a generación son muchas las formas de divertirse creadas por cada pueblo y cultura. En tal sentido, la carrera de sacos es uno de esos juegos fáciles de organizar y practicar a fin de divertir mientras se fomenta la amistad y el compañerismo.

 

Los juegos tradicionales son importantes en la formación cultural de nuestros niños. Con ellos se reafirman sentimientos ligados a cada región. Por otra parte, el hecho de que su práctica beneficie positivamente a los niños a nivel psicomotriz, emocional y social, los convierte en un instrumento de gran relevancia. Además, son fáciles de organizar.

Algunos de estos juegos se llevan a cabo en virtud de algún acontecimiento o fecha especial. Sin embargo, son tan versátiles que pueden ser realizados a diario por nuestros niños en cualquier plaza o espacio público.

 

Juegos de Carreras

Los juegos de carreras son los más populares entre los niños, pues para realizarlos no hace falta ningún implemento o artículo extra, sólo imaginación y velocidad. Veamos algunos de estos juegos:

  1. Carreras de sacos. Su origen se puede situar en el siglo XVII y se conoce en todo el mundo. Es una forma de mejorar la agilidad y el equilibrio de los niños, sólo necesitas unos sacos o costales de yute y una tiza para marcar los puntos de salida y de llegada. Para las carreras de sacos colocas a los niños en la línea de partida, con las dos piernas dentro del saco, das la señal y deben salir saltando con ambas piernas, si las sacan quedan descalificados. Gana quien llegue primero a la meta.
  1. Carrera de carretillas. Este juego es muy simple. Se realiza en parejas, donde un niño toma por los tobillos a otro que está en el suelo, quien deberá valerse solo de mover sus brazos para poder avanzar a manera de carretilla. Previamente se debe haber establecido un punto de llegada y gana la pareja que lo cruce primero.  
  1. Carrera de serpientes. Se recomienda hacerlo en un terreno suave para cuidar los dientes de los participantes. Toman una pajilla entre los dientes que representa la lengua de una serpiente, después a gatas, van lo más rápido posible de un sitio de partida a la llegada. Gana el primero en cruzar la meta.

Juegos de correr y saltar

Dentro de la variedad de juegos para practicar al aire libre, los juegos de correr y saltar llaman la atención de los niños, pues demuestran su agilidad y estado físico. Te dejamos algunos de ellos, con instrucciones de como ponerlos en práctica.

  1. Salto de longitud. Es un juego emocionante para los pequeños, ya que siempre buscarán superar la marca anterior, tanto personal como la de sus compañeros. Ideal para organizarlo en la playa. Para ello, indicas un punto de partida de donde saldrán corriendo hasta otro punto desde el cual saltarán lo más lejos que puedan.

Con su práctica aprenderán las técnicas para lograr una mayor distancia en el salto, claro está, en los más pequeños sólo se trata de que se diviertan y ejerciten. Puedes establecer un número de oportunidades, quien logre el mayor salto será el ganador.

  1. Carrera de ranas. Se establece un recorrido dentro del cual se demarcan puntos donde los niños deben saltar y croar como ranas para después seguir la carrera. Esta actividad desarrolla la coordinación pues al caer deben continuar en movimiento hacia la meta.
  1. El oso hormiguero. En este juego los niños corren y saltan a más no poder. Debes designar a uno de ellos como oso hormiguero y los demás serán las hormigas. El oso hormiguero los perseguirá a todos y el que se deje tocar por su nariz queda descalificado.

Juegos de carreras con obstáculos

Una variante en los juegos de carreras para niños son los que se realizan con obstáculos en su recorrido. Se pueden organizar tanto dentro de la casa, aprovechando los muebles y artículos del hogar, como al aire libre; donde colocarás dentro del recorrido cualquier objeto a mano, siempre cuidando que no represente un riesgo para los niños, sólo que haga un poco difícil el trayecto hacia la meta. Hay diversidad de estos juegos, dependiendo de la edad de los niños y el lugar en donde se realicen, aquí te mostramos algunos.

  1. Carrera en el patio. Es un juego que puedes organizar en el patio de tu casa, donde utilizarás elementos como ladrillos, tablas, sillas, almohadones, etc. La imaginación es importante, puedes hacer una barra de equilibrio con los ladrillos y tablas, hacerlos pasar bajo las sillas o rodearlas, saltar almohadones y si tienes una manguera podrían pasar bajo el chorro. Para más emoción toma el tiempo para que traten de disminuirlo en cada recorrido.
  1. Carrera en el parque. Uno de los sitios preferidos para organizar una carrera de obstáculos para niños es el parque. Lo primero es buscar los elementos que van a servir de obstáculos, algunos los puedes llevar (aros, cuerdas) otros los encuentras en el área. Determina el recorrido con punto de salida y llegada, entre los cuales habrá obstáculos naturales (piedras, árboles, charcos) y artificiales (lo dejamos a la imaginación), puedes tomar el tiempo y ofrecer un premio al ganador o ganadores.

La diversión de los niños al jugar al aire libre es incalculable. Por supuesto hay una gran variedad de juguetes para niños de 4 años o de cualquier edad que siempre podrán disfrutar. Pero ese momento en el parque, en la playa y en cualquier espacio abierto disponible, no lo puedes dejar pasar; sácale el mayor provecho con un juego de carreras tradicional, pues es una forma de fomentar las relaciones interpersonales, así como también desarrollar las habilidades cognitivas y físicas de los pequeños de manera entretenida.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS